Política toponímica desnortada del Ayuntamiento de Pamplona

jueves, 12 de junio de 2014

Parque Norte de Lezkairu o como la política toponímica del ayuntamieno de Pamplona está desnortada del todo: Cuesta de Lezkairu.

Si de algo puede presumir Pamplona es de su rico patrimonio onomástico, un legado milenario del que parece que nos avergonzamos, mientras que favorecemos insulsas creaciones como la que me he encontrado esta mañana: Parque Norte de Lezkairu.
No me cabe duda de que para la aprobación del expediente urbanístico se han solicitado todo tipo de expedientes e informes de impacto de todo tipo: arquitéctónicos, arqueológicos, ambientales...  Obviamente faltaba  uno de naming, branding o similar.
El caso es que con todo lo invertido, con todo lo que se va a ganar en la operación urbanística, no ha debido de ser suficiente para dedicar unos minutos en abrir la biblia de la toponimia pamplonesa, el Onomasticon de Jimeno Jurío y Salaberri, buscar Lezkairu y sus mapas adjuntos, y acercarse a cómo hemos visto los pamploneses la hondonanda de Lezkairu en los últimos 1.000 años.
Con ese simple, pero al parecer inasumible, acto los gestores urbanísticos nos habrían ahorrado esta expresión de mal gusto y falta de respeto para con nuestro patrimonio inmaterial que es plantarnos un cartel, y de los caros, luciendo con descaro el horror hecho topónimo: Parque Norte de Lezkairu.
Hagamos nosotros lo que no ha hecho el ayuntamiento y veamos qué nos encontramos abriendo el libro mágico de la geografía de Pamplona:

El Prado de Lezkairu, e incluso en su versión occitana Lo prat de Lezkairu, que en euskera hubo de ser
Lezkairuko euntzea.

El Soto de Lezkairu, que es nombre que llegó hasta nosotros, ya que se decía más Soto de Lezkairu, que Lezkairu.

El Soto de la Pilarica. Imaginemos por un momento, en el encaje de este topónimo flanqueado al sur por la estatua de Juan Pablo II, al Norte por la el monumento al Sagrado Corazón y el Seminario, y al este por el convento de las monjas blancas. La posibilidad de generar un espacio toponímico de los denominados de "alto valor espiritual".

El Soto de las Blancas. Tal cual, sería desaconsejable, por razones harto evidentes. Habría que aumentarlo a Soto de las Monjas Blancas. Al estilo del Polígono de Agustinos, Puente de las Oblatas, o el recién rehabilitado Trinitarios. Bien se ve que esta es una denominación de las que gusta y cala entre el equipo de gobierno. Su desaprovechamiento delata desconocimiento.

Y si la lectura hubiera sido atenta se habrían encontrado el nombre del parque ya hecho y preparado desde hace 400 años: La Costalada de Lezkairu (Lezkairuko sahetsa en vasco medieval pamplonés), o en una versión más moderna, La Cuesta de Lezkairu que en euskera sería Lezkairuko aldapa. El nombre es tan perfecto y encaja también con la fisonomía montaraz del parque que resulta hasta un punto soso.

Y aprovecho el tirón para dejar caer que la parte de Lezkairu más hacia la UPNA y Santa María la Real se ha llamado Karrikas, o Carricas, pero no Parque del Sur, por favor. Que la parte de Lezkairu que toca con Mutilva se llama Malpaso, y que la colina del nuevo vial hacia la ronda este se llama Campamento y en su cima albergó a la ermita medieval de San Andrés. No obstante lo cual, el ayuntamiento de Aranguren, algo más creativo que el de Pamplona, uno poquito solo, ha rebautizado el sector con Mugartea.

Visto todo la anterior queda patente la desafección de nuestro ayuntamiento por nuestro tesoro onomástico. No ya, como sostienen algunos malpensados, por su alto contenido vascongado, en su acepción más lingüística y medieval, sino más por dejadez, falta de interés por la historia de nuestra ciudad, y hasta por cierta falta de arraigo. Digo yo.

Confío en que estas notas sirvan para hacer buenos nuestros nombres, y recomiendo a quien se quiera dejar aconsejar que se llame al parque Parque de la Cuesta de Lezkairu.
Bien es cierto que no soy nadie para impedir que nuestra ciudad siga ganándose el cielo y se le denomine Parque de las Monjas Blancas o Parque del Soto de la Pilarica. Hágase según la voluntad del consistorio. Pero retírese cuanto antes toda referencia al Parque Norte.


Publicado por Mikel Belasko en 17:28  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada